VARADERO, TURISMO DE MASA EN UNA PENÍNSULA CUBANA

Con la apertura progresiva del territorio cubano tras las reformas iniciadas en los años 1990 y reforzadas por el debilitamiento progresivo del castrismo, el turismo es impulsor del desarrollo de la isla. Así, la estación de Varadero, primera playa del arco caribeño por su extensión , constituye un territorio fundamental en las transformaciones de Cuba.

image_globale_varadero_legendee.png

Leyenda de la imagen

Esta imagen fue tomada por un satélite Pléiades 1A el 13 de diciembre de 2012. Se trata de una imagen con colores naturales, de resolución nativa a 0,70m, calibrada a 0,5m.

Con informaciones PLEIADES©CNES2012, Distribución Airbus DS, derechos reservados, uso comercial prohibido.

Acceder a la imagen global sin leyendas.

Presentación de la imagen global

Santa Marta es una localidad litoral de la provincia cubana de Matanzas situada en el centro oeste del país a unos 150 km al este de La Habana. Esta provincia tiene la particularidad de abrirse sobre el estrecho de Florida así como sobre el Mar Caribe. En su parte Meridional, esta región incluye la famosa playa de Playa Seno (una de las playas de la Bahía de los Cochinos) y en su parte septentrional, la península de Varadero. Esta última constituye la mayor playa cubana (23 km de longitud), es el espacio balneario más frecuentado de la isla (41% de los turistas en Cuba se albergan en la península).

El crecimiento de la actividad turística de la península de Varadero se ha realizado a lo largo del siglo XX puesto que las primeras instalaciones de recepción para el baño se iniciaron en 1883. Hasta esta fecha, la zona era desprovista de ocupación humana permanente. Hasta la Revolución castrista de 1959, la zona se hizo artificial progresivamente hasta la mitad de la península. Las 3 décadas siguientes, hasta el inicio de los años noventa, marcaron un frenazo en la extensión turística. Desde esta fecha, el crecimiento de la ciudad balnearia se ha acelerado y generalizado. Varadero se convirtió en un paso obligado para los visitantes a Cuba en la medida en que constituye el mayor espacio arenoso de playas del Arco caribeño.

Los paisajes de esta península corresponden perfectamente con las imágenes vinculadas por los territorios turísticos del Caribe y más ampliamente de las zonas tropicales. El primer desarrollo del turismo se estructuró en torno a las actividades balnearias y la explotación de la interfaz Tierra/Mar. Esta actividad contribuye a hacer de esta región una de las más atractivas del país como lo ilustra el crecimiento de la ciudad de Cardeñas.

Por el desarrollo del aeropuerto internacional de Santa Marta, el 2º del país por su frecuentación, la península es abierta a numerosos flujos de visitantes extranjeros. La artificialización creciente genera una explotación masiva de la región lo que provoca un peso medioambiental importante sobre este territorio. Estas amenazas, así como la competencia turística de otros territorios caribeños, impulsan las autoridades a desarrollar otras formas de turismo, más culturales y más volcadas hacia el interior de la isla aunque siguen siendo marginales.

Enfoques


VARADERO, EL DESARROLLO DE UNA ESTACIÓN TURÍSTICA

La estación de Varadero se compone de playas sucesivas que siguen la península de Hicaos. Empezó su desarrollo en la segunda mitad del siglo XIX y la frecuentación temprana de turistas de origen extranjero marcó también este proceso (Irénée Dupont de Nemours , empresario estadounidense fue uno de los primeros turistas extranjeros en visitar el sitio a principios de los años 30). Esta estación balnearia temprana aún acogió a Al Capone y al dictador Batista. La revolución cubana y el aislamiento que siguió frenaron el aumento de la actividad. En efecto, la nacionalización de las infraestructuras turísticas limitó la expansión de las grandes infraestructuras ?. Sólo cuatro hoteles fueron construidos durante este período : la estación permitía sin embargo un acceso libre al mar para las poblaciones cubanas. Servía también de centro turístico para grupos turísticos de Europa occidental. Y las ordenaciones turísticas se multiplicaron. La artificialización del suelo a destino turístico representa el 46% de la superficie de la península y un 26% de esta zona está ocupado por complejos hoteleros. En la punta norte de la península, la más recientemente ordenada, esta proporción, alcanza un 39%


VARADERO, LAS ORDENACIONES TURÍSTICAS

La península de Varadero es revelante de un proceso de ocupación humana inicial limitada y de una artificialización reciente para responder a un desarrollo turístico en masa. Aunque existan infraestructuras petroleras (ver ficha : Santa Marta : turismo de masa, pluriactividad y gestión ambiental), la mono-actividad turística marca esencialmente los paisajes. Tras la reforma administrativa de 2010, se colocó la península de Hicacos bajo la responsabilidad directa del consejo de los Ministros por su importancia para el desarrollo económico « de la nación ». Este control de la región por la administración central cubana muestra la importancia conferida a este territorio por las autoridades de la Habana. Esta intervención del Estado, habitual en el contexto ideológico cubano, no impide las inversiones extranjeras. Por ejemplo, en la punta norte de la península, el grupo español Globalia, dirigido por el director general de la compañía aérea Air Europa, anunció en 2016 la creación del « Be Live Experience Varadero », un complejo hotelero costero de 365 habitaciones a orillas del mar. En esta parte de la península, la superficie dedicada únicamente a las construcciones hoteleras se acerca al 40% de la superficie total de la zona. Este desarrollo turístico mayor permite entender por qué esta región representa el numero más grande de empleos privados en la provincia del Matanzas (más de 12 500).


SANTA MARTA, UNA PUERTA DE ENTRADA EN LA PENÍNSULA TURÍSTICA

En Santa Marta, se nota la presencia del aeropuerto Juan Gualberto Gome cuyo principal tráfico se concentra en los vuelos chárter destinados al abastecimiento de los grandes hoteles de la península. Es el 2ndo aeropuerto del país después del aeropuerto José Martí de La Habana y acoge más de los 2/3 de los turistas que viajan por Varadero. Esta vocación internacional, ya existía con el primer aeropuerto de Santa Marta (Kawama) visto que en 1952, se establecía la primera línea internacional entre Varadero y Miami, lo que confirma el interés de Cuba por los Estados Unidos bajo la dictadura de F. Batista. El proceso de intensificación de las actividades turísticas, favorece el desarrollo del aeropuerto gracias a las inversiones extranjeras : el aeropuerto de Varadero acoge una nueva línea directa con Madrid abierta por la compañía Air Europa cuya filial hotelera Globalia armó el proyecto Be Live Esperience Varadero. Separada de la estación balnearia por el canal Paso Malo, la ciudad de Santa Marta está poblada principalmente por los trabajadores estacionales del sector turístico que no pueden alojarse en Varadero. Con una densidad que aproxima 1000hab/km2, la península ofrece pocas viviendas para los trabajadores del turismo.


LA CIUDAD DE CARDEÑAS : ¿HACIA UNA DIVERSIFICACIÓN DE LA PROPUESTA TURÍSTICA?

Con su plan cuadrado específico, la arquitectura de ciudad de Cardeñas contrasta con el desarrollo urbano de Santa marta o de Varadero. Los conquistadores españoles llegaron ahí a principios del siglo XVI. La bahía constituía un lugar protegido y favorable al amarre de las naves. Esta posición privilegiada presenta un desventaja : la insuficiente profundidad del agua es un problema para los buques modernos, lo que explica el desarrollo portuario limitado hoy. Durante mucho tiempo, era la propiedad de grandes familias terratenientes españolas (los Sotolongo o los Carillos de Albornoz). La fundación de la ciudad actual fue atestada el 8 de marzo de 1828 y sus planes dibujados por el topógrafo Andrés José de la Portilla. La ciudad de Cardeñas es un buen ejemplo de ciudad colonial del siglo XIX. La plaza central, la de la Iglesia Purísima Concepción (marqué par la puce), muestra la importancia del litoral en la construcción de la ciudad. A partir de 1843, 15 años después de la fundación de la ciudad, una ordonancia real hizo de Cardeñas un puerto de primera fila dotada de una capitanía. Además de los restos históricos, la ciudad de Cardeñas ofrece otros ventajas como el hecho de que fue la primera en la que se alzó/se creó la bandera cubana (ganó así el apodo de « Ciudad Bandera » en 1851) y como la presencia de la refinería azucarera de Arechabala.

La mayor parte de los hoteles de la península de Varadero ofrecen a su clientela la posibilidad de visitar la ciudad de Cardeñas en una media jornada para aproximadamente 20 euros. Esta propuesta demuestra una cierta toma de consciencia de parte de las autoridades cubanas de que es necesario difundir la actividad turística fuera de la península y valorar el patrimonio cultural cercano de esa estación turística balnearia de masa. Este tipo de complejo está a menudo desconectada de la vida real cubana.

VARADEROS-CARDEÑAS, CRECIMIENTO ECONÓMICO Y CONSECUENCIAS SOCIO-ESPACIALES

En la imagen, notamos la regularidad del plan urbano de Cardeñas dibujado en 1828. Las extensiones posteriores de la ciudad siguen este trazado. A pesar de todo, podemos ver cerca de la puce la presencia de barrios morfológicamente anárquicos, lo que rompe el trazado recto. Se llama comúnmente este barrio « La Cartonera » porque está ubicado cerca de una fábrica de cartón. Se trata de viviendas ilegales, ocupados por nuevos habitantes de la región de Cardeñas. Gracias a las actividades turísticas, petroleras y de construcción, el municipio de Cardeñas conoció el crecimiento demográfico más fuerte de Cuba. Alcanza hoy 150 000 habitantes. Entre 2005 y 2006, el crecimiento de la población fue de un 1,36%/año mientras que en el resto del país es generalmente negativo por culpa de una tasa de natalidad baja y del fenómeno de emigración.

Muchos Cubanos desean venir a esta región. En efecto el salario es superior a los 24£$ promedio cobrados en Cuba. Las autoridades cubanas contabilizan casi 4500 viviendas ilegales en la región : la gestión de le residuos, la electrificación y la aducción de agua constituyen las principales deficiencias de estos barrios informales. La región de Varadero representa entonces un territorio desarrollado en él que el turismo de masa atrae una población siempre más numerosa, disouesta a instalarse en estos barrios ubicados a un par de kilómetros solamente de los hoteles y de los paisajes paradisiacos, esperando beneficiarse de algunas repercusiones del turismo y de la actividad petrolera.

Contribuyentes

Vincent DOUMERC, professeur agrégé de géographie, Lycées Saint-Sernin et Fermat (Toulouse)

Traduction de Frédérique Liévin, professeur d’Histoire et de Géographie en section Bachibac, Lycée Edmond Rostand, Luchon.

Publié dans : 
Cible/Demande de publication: