Fort Sumner/Fuerte Sumner: los ciclos de un lugar pionero sobre el rĂ­o Pecos en Nuevo MĂ©xico

En el centro del hinterland estadounidense, en las mesetas desérticas de Nuevo México, Fuerte Sumner es, a la vez, emblemático de la historia de la conquista del Oeste y de las resistencias indias por una parte, y de los ciclos sucesivos que estructuran las dinámicas de estos territorios por otra parte. En declive demográfico y enfrentado a una sobreexplotación de los recursos hidráulicos, Fuerte Sumner es el reflejo de los márgenes interiores olvidados y en crisis que abarcan una amplia parte del territorio estadounidense.

em_fort_sumner_20120529.jpg

Esta imagen fue sacada por un satélite Pléyades el 29/05/2012. Se trata de una imagen en colores naturales, de Resolución nativa a 0,70m, recalibrada a 0,5m.

PLEIADES©  CNES 2012, Distribución Airbus DS, todos los derechos reservados. Uso comercial prohibido.

Las extensas zonas áridas del hinterland estadounidense: las mesetas de Nuevo México.

Extensas mesetas áridas cruzadas por el río Pecos.

Como lo muestra la imagen, una extensa meseta, situada a 1.300 m asnm (altura sobre nivel del mar), que con vegetación muy escasa y donde los suelos están desnudos, ocupa los tres cuartos de la superficie. Es cortado por un valle orientado noroeste/sureste que recibe, en su orilla izquierda, un valle seco.

Estamos aquí en el Centro-Este del Estado federal de Nuevo-México, en una zona especialmente árida. Las precipitaciones son muy escasas (250 a 380 mm/año), casi nulas entre los meses de noviembre y abril, y en gran medida recuperadas por la evapotranspiración. En efecto, la media de temperaturas, elevada (24,5 °C) se explica especialmente por unos meses de junio, julio y agosto tórridos (34/35°C).

Este documento recuerda que una amplia parte meridional del extenso hinterland estadounidense situado al oeste del meridiano 100 es afectado por la sequía y la aridez, y es hasta desértico. La densidad demográfica en el documento es de solo 2,5 hab./km2.

El rĂ­o Pecos : un rĂ­o sobreexplotado y conflictos hidrogeopolĂ­ticos.

La parte central de la imagen se organiza en torno a un estrecho valle, en la entrada del documento, pero que desemboca en una extensa cuenca. Ésta mide en total 13 km de longitud y, como máximo, 5 km de ancho. Ante la aridez de las llanuras áridas de las mesetas, esta cuenca aparece como un verdadero oasis. Sin embargo, el río Pecos corre en sus márgenes meridionales y aparece entonces como un hilo de agua muy estrecho. 

El rĂ­o Pecos de 1.490 km de longitud nace al este de Santa Fe, en las Rocosas. Organiza una cuenca de 115.000 km2 antes de desembocar, en Texas, en el RĂ­o Grande del que es un afluente en su orilla izquierda. Pero, al absorber una zona continental de escasas precipitaciones, su caudal es muy reducido (1,86 m3/s).

Es tanto más débil cuanto que dos embalses cortan su curso (río arriba, fuera del documento) : el de Santa Rosa a 75 km y el de Lake Sumner 20 km más al norte de la imagen. Las actividades urbanas y, sobre todo, el desarrollo de amplios perímetros irrigados - en verde en la imagen - utilizan una parte muy amplia  de sus aguas. 

En estas condiciones, el acceso y el reparto de las aguas son cada vez más problemáticos a causa del agotamiento de los recursos. Estos últimos años, se observa un fuerte aumento de los conflictos hidrogeopolíticos entre protagonistas económicos, entre colectividades locales y regionales y entre Estados (Estados federales, Estados Unidos/México). Al llegar en México después de haber cruzado los Estados Unidos, el Río Grande resulta casi agotado, al gran perjuicio de los Mexicanos, y cada vez menos consigue alcanzar el mar.

Un espacio en pleno declive demográfico

Frente a estas dificultades naturales, el pueblo de Fuerte/Fort Sumner está en pleno declive demográfico. Su población bajó de 1.900 habitantes en 1950 a sólo 915 hoy en día, perdiendo así la mitad de su población. Mientras que un 48% de la población residente es de origen hispánico o latino, un 25% de la población actual de Fuerte Sumner vive bajo el umbral de pobreza.

Si el centro del pueblo se mantiene, los fenómenos de abandono y desilusión urbana se hacen muy visibles en sus márgenes occidentales y septentrionales.  

La trayectoria económica y demográfica regresiva de este espacio, en los márgenes de las grandes regiones metropolitanas dominantes, es típica de los procesos que hoy en día afectan más de la mitad del territorio de los Estados Unidos. 

Un lugar pionero en el rĂ­o Pecos : una sucesiĂłn de ciclos


El pueblo de Fuerte Sumner es en realidad emblemático de los modelos de desarrollo adoptados por los Estados Unidos desde el siglo XVIII. Estamos aquí en presencia de un frente pionero valorizado por lógicas de ciclos que desembocan en fases alternativas de crecimiento y decadencia según la coyuntura histórica, geopolítica y geoeconómica.

Fuerte Sumner: un puesto avanzado en las guerras indias

El pueblo de Fuerte Sumner, del nombre de un general de la Guerra de secesión y, luego, de las guerras indias, nació de la creación de un fuerte militar en los territorios de Nuevo México en 1862. Sirvió entonces de puesto avanzado en la lucha contra la fuerte resistencia de los Indios durante la conquista del Oeste, aquí más concretamente a la implantación de colonos en la cuenca agrícola.

Más tarde, el general J. H. Carleton creó allí la reserva de Bosque Redondo, de una superficie de 4.100 km2. Unos 9.000 Navajos y Apaches Mescaleros fueron transferidos por la fuerza, con pérdidas considerables, e internados en condiciones deplorables en 1863 y 1868. Si algunos Apaches Mescaleros consiguieron escapar en 1865, los Navajos no fueron autorizados a abandonar el lugar hasta 1868, para ser trasladados a una nueva reserva en Arizona.

Una vez abandonado el fuerte en 1869, una parte de las instalaciones fueron recuperadas por Lucien Bonaparte Maxwell (1818/1875) que fue, con 6.900 km2, uno de los terratenientes más importantes de la historia de los Estados Unidos y que murió en Fuerte Sumner en 1875. El famoso bandido Billy the Kid fue matado allí en 1881.

En el pueblo, una serie de pequeños monumentos y el cementerio recuerdan hoy esta historia de la conquista. 

Del aeropuerto civil al militar y la reconversiĂłn como centro de la NASA

Como lo vemos en la imagen, se construye en los años 20 un aeródromo al noreste del pueblo por la Transcontinental Air Transport Company con el fin de servir de parada a sus vuelos entre las Costas Este y Oeste del país. En efecto, la escasa autonomía de los aviones en esa época los obligaba a abastecerse en combustible en un lugar situado en posición relativamente central. Pero la crisis de 1929 causó la quiebra de la TAT y el cierre del aeropuerto. 

Sin embargo, lo reabre la US Air Force durante la Segunda Guerra Mundial, que lo retrocede al municipio al final de la Guerra. Esta antigua base es recuperada en los años 1980 /1990 por la Columbia Scientific Balloon Facility de la NASA. En la actualidad es uno de sus cuatro centros estadounidense para sus lanzamientos de globos estratosféricos. Pero esta actividad, limitada y muy técnica, apenas provee unos pocos empleos.


Traduccion y correcciones

José Abrami, professeur d’Histoire et de Géographie, Lycée Internacional Victor Hugo, Colomiers (31)
Mme Florence Bonnevialle, professeur d’Espagnol, Lycée Jean Jaures, Saint-Affrique.

Cible/Demande de publication: