Estados-unidos, california – la Silicon Valley: un centro de innovación mundial y estadounidense

Al fondo de la Bahía de San Francisco en los condados de Santa Clara y San Mateo se extiende la Silicon Valley. En una pequeña área de 200 km², es decir el doble de la superficie de la ciudad de París, este territorio productivo basado en la ciencia y el desarrollo de las altas tecnologías es uno de los polos de innovación estadounidense y mundial. Sobre el estrato de "las viejas firmas tradicionales" (Hewlett-Packard, Intel, Apple, etc.) se han ido superponiendo las nuevas empresas de Internet como Google, Facebook, Yahoo, LinkedIn, Twitter, PayPal, eBay o Netflix. Pero su dinamismo conduce a un espacio saturado que es a la vez uno de los más ricos y uno de los más caros del mundo.

em_s2a_msil2a_20190219max-sv.jpg

Leyenda de la imagen


Esta imagen fue tomada por el satélite Sentinel-2 el 19 de febrero de 2019. Se trata de Silicon Valley, el centro de industrias de altas tecnologías y de prestigiosas universidades situado en la parte sur de la bahía de San Francisco, California.
Se trata de una imagen con colores naturales de resolución nativa a 10m.

Contiene informaciones © Copernicus Sentinel 2019, todos derechos reservados.

Presentación de la imagen global

Silicon Valley: un espacio limitado y saturado en el corazón de la innovación estadounidense y mundial

Una gran cuenca enmarcada por cadenas de tierras altas inestables

Como lo muestra la imagen, estamos aquí en el fondo de la enorme bahía de San Francisco (San Francisco Bay Área) cuyo extremo se puede ver en el centro-norte (en verde), a unos 80 km al sur de la ciudad de San Francisco. El litoral se compone de marismas o salinas, pero también de terraplenes que acogen instalaciones, edificios o campos de golf.

La Silicon Valley ocupa una amplia cuenca topográfica de 30 a 40 km de largo y 15 a 20 km de ancho en la imagen. Se encuentra entre la Diablo Range en el este y las Santa Cruz Montains en el oeste, que forman parte de la extensa cadena montañosa de las Southern Coast. Sus cadenas secundarias arboladas y el piedemonte ocupan aquí un tercio de la imagen. Esta cadena montañosa costera - bastante elevada ya que culmina entre 1300 y 1700 metros - constituye una barrera contra las influencias oceánicas del Océano Pacífico que se encuentra a algunas decenas de kilómetros más al oeste.

Esta cadena montañosa presenta en la imagen una clara particularidad: está atravesada por la famosa falla de San Andrés (San Andrés Fault o Rift), que pertenece a un amplio sistema de fallas muy activas de 1 300 km de largo y 140 km de ancho. Nacieron de la confrontación entre las placas tectónicas pacífica y norteamericana. La velocidad de deslizamiento norte/sur entre las dos placas es de aproximadamente 3 a 5 cm por año y esto tiene como consecuencia unos 200 micro-terremotos percibidos por los hombres en la región cada año. La falla de San Andrés, la más importante y la más activa, hace pesar sobre la Silicon Valley una amenaza muy fuerte como lo recuerda el terrible terremoto que devastó, en particular por los incendios que provocó, San Francisco en abril de 1906. Según algunos expertos, la probabilidad de un gran terremoto, el famoso Big One, sería del 75% en las próximas décadas. Estos avatares naturales dan lugar a fuertes restricciones en términos de ordenación, urbanismo y arquitectura y gestión de riesgos. En comparación con otros espacios urbanos metropolitanos en los Estados Unidos, uno se sorprende por la baja altitud general de los edificios y la ausencia de un verdadero Center Business District (CBD) con sus altísimas torres.

Este amplio valle esta atravesado de sureste a noroeste por El Camino Real (camino real) que conectaba a una distancia de 1000 km San Diego al sur con San Francisco al norte durante el período colonial español. Este período terminó con el Tratado de Guadalupe Hidalgo de 1848 en el que México cedió, entre otras cosas, California a Estados Unidos. California se convierte en el 31º estado federal de los Estados Unidos en 1850. Fundada en 1777, la ciudad de San José es el primer establecimiento civil de la imagen y fue la primera capital de California antes de que la ciudad de Sacramento, dopada por la llegada del ferrocarril del este, se convirtiera en la nueva capital en 1854.

Una región con importantes legados militares, navales y espaciales

La región goza de un clima mediterráneo, pero escapa a las nieblas costeras que invaden a menudo el norte de la bahía de San Francisco, como lo demuestran a menudo las fotos del famoso Golden Gate Bridge en las nubes. Esta particularidad climática explica la creación en 1931 de la base aeronaval de Moffett (Moffett Federal Airfield), cuyo aeropuerto es claramente visible al norte de la imagen al borde de la bahía; Entre 1931 y 1961 se encarga de la seguridad y del control del espacio regional y de la protección de San Francisco y de su extenso litoral. El otro aeropuerto en el centro de la Silicon Valley es el aeropuerto internacional de San José, la «capital de la Silicon Valley», cuyo centro urbano se encuentra entre las zonas verdes en continuidad con el aeropuerto y la autopista A280 que pasa al sur.

Desde 1939, la base alberga un importante centro de investigación y desarrollo militar, el Ames Aeronautical Laboratory (AAL), relacionado con el NACA (National Advisory Committee for Aeronautics), un organismo a menudo presentado como el precursor de la NASA. Durante la Segunda Guerra Mundial, la región fue - como gran parte de California - dopada por los pedidos militares, lo que explica la llegada a Sunnyvale en 1956 de la sede de la firma aeronáutica Lockheed. En 1960, el STC (Air Force Satellite Test Center) de la base de Moffett fue incorporado a la AFSCN (Air Force Satellite Control Network). Hoy en día se encuentra todavía allí uno de los principales centros de control de satélites militares de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Por lo tanto, estamos aquí en un centro neurálgico de importancia mundial al nivel geopolítico y geoestratégico sabiendo que Washington desea reactivar la militarización del espacio.

Aunque la base aeronaval fue degradada en 1994, el Ames Research Center de la NASA sigue albergando a 2300 investigadores y sigue siendo hoy uno de los principales centros de investigación aeroespacial de Estados Unidos. Esta historia explica la importante presencia de las empresas aeroespaciales en la Silicon Valley (cf. Lockheed Martin Space Systems, Space System Loral...) y los estrechos vínculos entre el complejo militar-industrial, las universidades y las empresas de alta tecnología (incluyendo por ejemplo Google) que benefician de importantes contratos militares. Creado en 2002, el Parque de Investigación de la NASA agrupa laboratorios de numerosas universidades (Carnegie Mellon, Universidad de California, Universidad de Santa Clara...).

Silicon Valley: un espacio restringido, muy urbanizado y sometido a una fuerte presión

Como lo muestra la imagen, esta cuenca relativamente restringida está muy urbanizada. A nivel regional, la Silicon Valley pertenece a la amplia conurbación de San Francisco - que se encuentra a 80 km al norte de la imagen y, por lo tanto, no es visible - de la que no es más que la parte meridional. La enorme área urbana de la San Francisco Bay tiene 7,8 millones de habitantes y está estructurada por grandes centros urbanos como San Francisco, Berkeley, Oakland, Hayward, San José o Sunnyvale.

Administrativamente, la imagen cubre principalmente el condado de Santa Clara (121 km²) y su “capital” San José y el de San Mateo (69 km2), de los cuales solo se ve una parte, al norte. Esta antigua zona agrícola (huertos de ciruelas, melocotones, albaricoques, etc.) fue urbanizada progresivamente a partir de los años 1950/1960. Extendiéndose desde el norte o desde el centro histórico de Santa Clara, situado como lo hemos visto al sur del aeropuerto de San José con su mini-CBD, la urbanización invade casi toda la cuenca en las décadas 1950/2010. Así se crearon, por ejemplo, los nuevos municipios de Mountain View, Los Altos o Campbell en 1952. Es cierto que entre 1970 y la actualidad, la población de los dos condados se dispara, pasando de 1,6 a 2,6 millones de habitantes (+ 62%), debido al desarrollo del parque tecnológico. Hoy, la urbanización está conquistando en la medida de lo posible los piedemontes, aunque muy protegidos, y sobre todo acelera hacia el sur y el este.

En la imagen, aparte del centro de San José, los núcleos urbanos iniciales de los municipios de Santa Clara, Sunnyvale, Milpitas, Mountain View, Cupertino, Los Altos o Palo Alto son apenas identificables, porque históricamente débiles y hoy ahogados en la masa urbana. Dividido entre quince municipios ferozmente independientes y en fuerte competencia y sin una verdadera autoridad de gestión y de ordenación territorial de nivel regional, la Silicon Valley sigue siendo un espacio-mosaico. Aproximadamente dos tercios del espacio urbano se dedican a funciones residenciales, como lo ilustra la masa verde sombreada de la construcción. Un análisis detallado subraya el papel esencial de la casa individual, de la urbanización y de una organización a menudo muy geométrica de la parcelario y de las vías de acceso. Por otro lado, estamos aquí en un espacio rico, incluso muy rico. El entorno urbano es ordenado, muy ajardinado y verde (hileras de árboles, papel de los parques y de los jardines, campos de golf, etc.); A diferencia de muchas otras metrópolis de Estados Unidos, aquí no hay espacio en decadencia o abandonado, ya que hay una importante falta de terreno para construir.

La topografía participa en la importante segregación urbana y social residencial que organiza el espacio. Los terrenos más caros suelen ser los que se encuentran en los municipios del piedemonte de Santa Cruz Montains, orientados al este, que se extienden desde Los Gatos, a Saratoga, Blue Hills, Monta Vista y Los Altos Hills; dominan la cuenca y por lo tanto gozan, según su ubicación, de un panorama excepcional. Sin embargo, es el municipio de Atherton (7000 hab.), al noreste cerca de Menlo Park, el que resulta ser el municipio más rico y más caro de los Estados Unidos.

En la imagen podemos ver claramente la cuadrícula de las principales autopistas y de las grandes vías urbanas que se refieren al papel central del automóvil individual como medio de transporte. En este espacio limitado, el crecimiento demográfico, el dinamismo económico de los últimos decenios y la ausencia de una verdadera entidad de gestión plantean hoy formidables problemas de ordenación territorial. El sistema de transporte por carretera está totalmente saturado, mientras que el transporte público es casi inexistente. Alimentado por el Hetch Hetchy Canal construido en 1934, el agua llega de cada vez más lejos gracias a las presas y embalses instalados a más de 250 km al este en la Sierra Nevada que domina la depresión de la San Joaquín Valley. Finalmente, los precios inmobiliarios se han disparado aumentando de la mitad en cuatro años para alcanzar precios delirantes: la Silicon Valley es ahora una de las regiones urbanas donde los precios de los terrenos y de las construcciones son los más caros en California, en Estados Unidos y en el … mundo.
Por último, cabe destacar la importancia de los edificios blancos, en particular al norte y al este de la imagen, que corresponden a las zonas de actividad comercial y, sobre todo, a las grandes funciones productivas (oficinas, centros de investigación y desarrollo, fábricas, talleres...). Esta geografía del aparato productivo se organiza según tres ejes: una amplia media luna que rodea el fondo de la bahía hasta el nivel del aeropuerto de San José, el viejo eje noroeste/sureste que conecta San José al sur de California y, por último, las líneas de algunos ejes secundarios trazados con una línea de tiza. Esta estructura da como resultado una muy fuerte polarización de las empresas de alta tecnología en el norte de la Silicon Valley en un área, en definitiva, muy limitada.

Del valle de Santa Clara al nacimiento de la Silicon Valley: el papel central de la Universidad de Stanford

Fundada en 1891 por Leland y Lena Stanford, la Universidad de Stanford desempeñó un papel decisivo en el desarrollo de la Silicon Valley al ser una de las primeras universidades tecnológicas de los Estados Unidos. Su importante parque industrial construido justo en sus puertas es considerado el embrión de la Silicon Valley con la creación en 1951 de una incubadora industrial (Stanford Research Park), que en 1977 se convirtió en el Stanford Research Institute (SRI). Hoy emplea a 1400 personas y lidera el acercamiento entre agencias gubernamentales, fundaciones privadas y empresas para financiar la investigación y el desarrollo, establecer alianzas estratégicas, promover patentes y licencias obtenidas de la investigación y crear empresas de nueva creación. De este modo, gestiona una cartera de más de 4.000 patentes en todo el mundo.

Numerosos creadores o desarrolladores de empresas hoy emblemáticas (Hewlett-Packard, Cisco Systems, Sun Microsystems, Atari, Google, Symantec, Intuit, PayPal, Yahoo...) proceden de sus laboratorios. La escuela ha producido un total de 83 Premios Nobels, 27 ganadores de la Turing Award considerado como el «Premio Nobel» de las altas tecnologías y 8 Medallas Fields considerada como el «Premio Nobel» en matemáticas. Ubicada al noreste de la imagen, Stanford emplea 15 000 personas y recibe a 16 500 estudiantes de todo el mundo.

Como muestra la imagen, se extiende sobre un amplio campus de 33 km². La vía bastante ancha que pasa delante al noreste es la famosa e histórica El Carmino Real, bordeada por un centro deportivo y el Stanford Stadium. El eje del Palm Dr. corre de norte a sur a través de un parque boscoso y desemboca en un conjunto de edificios rojos y bastante apretados que forman el núcleo histórico de la Universidad de Stanford.

Al oeste de este eje se encuentra toda una sucesión de edificios del campus: gran centro comercial, residencias, gran hospital (Stanford Medical Center) que combina tratamiento e investigación, centros de investigación. Las canchas de tenis y los campos de golf se extienden al suroeste, y a 3,2 km al suroeste, en el municipio de Menlo Park, están los espacios del SLAC National Accelerator Laboratory al borde de la autopista A280. Creado en 1962 en colaboración con el Ministerio de Energía, ocupa 172 hectáreas y emplea a 1700 investigadores en la investigación fundamental y aplicada.

En el este, organizado por la autovía rápida que permite acceder a la A280 hacia el sur, se distingue claramente una amplia zona comercial y productiva que continúa hacia el sudeste. En ella se encuentra el Stanford Resarch Park, que acoge hoy en día cubre un área de 2,8 km² y alberga unas 150 empresas con 23 000 empleados. Ilustrando el carácter transversal de las innovaciones, se encuentran igualmente empresas de los sectores de la informática (Hewlett-Packard), de los programas (SAP, TIBCO Software, VMware, Microsoft, Infosys...), de la web (Skype), de la medicina y de las biotecnologías (Varian Medical Systems, Stanford Genome Technology Center), del aeroespacial - armamento (Lockheed Martin Advanced Techonology) que del automóvil (Tesla Motors, Ford Greenfield Labs). Pero también los locales de los grandes bancos de negocios especializados en la gestión de las grandes fortunas que drenan el ahorro de los millonarios, incluso multimillonarios para algunos residentes, de las altas tecnologías.

Simbolizado muy concretamente por esta imagen, el estrecho vínculo en un espacio limitado entre investigación, desarrollo e industrialización por un lado, entre actores públicos y privados, entre jóvenes empresarios y financieros, da como resultado una sucesión de importantes innovaciones, como el tubo al vacío (1912), el circuito integrado (1961), el disco óptico (1963), los primeros cristales LCD, el ratón de ordenador (1964), el procesador (1971), el primer PC de Apple (1976), la impresora láser (1974), el internet de los años 1995/2000... California en general, y la Silicon Valley en particular, son uno de los grandes polos de innovación estadounidenses y mundiales cuyas innovaciones son financiadas por el Pentágono o por el capital riesgo. En un clima muy competitivo, se está creando un número cada vez mayor de pequeñas y medianas empresas jóvenes e innovadoras, las start-ups.


El territorio de las empresas innovadoras de la Silicon Valley

Como se puede ver en la imagen en la que se muestran los nombres de los principales establecimientos de las principales empresas innovadoras, la Silicon Valley alberga las sedes sociales y los principales centros de investigación de la élite mundial. Debido a su dinamismo, el valor de la producción de la Silicon Valley ha sido multiplicado por dos en veinte años gracias al auge de la industria manufacturera (informática, electrónica, componentes, equipos y máquinas...), de la información y de los servicios a las empresas especializadas. En total, la esfera productiva alcanza el 79% del PIB regional, un nivel excepcional en los Estados Unidos.

La Silicon Valley tiene 1,3 millones de empleos. Es una de las mayores concentraciones mundiales de cerebros y personal cualificado. En los últimos años se observa en particular la explosión de los puestos de ingenieros, ejecutivos y técnicos de las funciones de dirección, de diseño y de desarrollo que impulsan las innovaciones. Por eso hay 132 000 ingenieros informáticos y de software, 53 000 ingenieros aeroespaciales y electrónicos, 46 000 profesionales de la salud y 11 500 ejecutivos en ciencias de la vida y de la tierra.

De hecho, hay varios cientos de sitios que, a veces, son campus gigantes como Google en Mountain View (25 000 empleados), Apple en Cupertino (15 000 empleados), Facebook en Menlo Park (15 000 empleados), o Cisco en San José (14 000 empleados). En total, 23 gigantes de la alta tecnología tienen su sede en la Silicon Valley, empleando a más de 112 000 personas y 1,2 millones en todo el mundo. Hay firmas antiguas bien establecidas (Hewlett Packard, Oracle, Apple, Intel, Cisco, Applied Materials, Adobe, Nvidia, Western Digital, Seagate Technology, Symantec, etc.), importantes subcontratistas mundiales (Flextronics, Sanmina), nuevas empresas de Internet (Google, Facebook, PayPal, eBay, linkedIn, NetApp, Yahoo, Netflix…) o empresas especializadas en ciberseguridad (FireEye…).

Más al norte en dirección a San Francisco, y por lo tanto fuera de la imagen, empresas como Oracle, Safeway, Visa, YouTube, L-3 Communication o Twitter se extienden por los municipios de San Mateo, San Bruno, San Carlos, FosterCity, Belmont o San Francisco.

Todo ello se complementa con una amplia red de proveedores y subcontratistas que hacen parte regionalmente de la cadena de valor de las grandes empresas en un ecosistema territorial muy dinámico. Al estar a la vanguardia de la innovación, la Silicon Valley atrae también a numerosas empresas estadounidenses originarias de otras regiones (IBM, Walmart Global eCommerce ...) y a empresas extranjeras (Sony Interactive Entertainment, Nikon, Novartis, Volkswagen Electronics Research Lab...). Así, si Facebook (30 200 empleados) se fundó en 2004 en Cambridge, en la aglomeración de Boston al lado del MIT, viene a instalar su sede en Menlo Parc en 2004 debido al atractivo excepcional de la Silicon Valley.


Recursos complementarios

Libros y recursos

Gérard Dorel : Atlas de la Californie, Autrement, 2008

Laurent Carroué : La Silicon Valley : un territoire productif au cœur de l’innovation mondiale et un levier de la puissance étatsunienne, Site géoconfluences

Laurent Carroué : Paris-Saclay, une Silicon Valley à la française ?  Géoconfluences,  mars 2017.

Sur le site Géoimage – Los espacios de la potencia estadunidense :  

Laurent Carroué : Boston : Une métropole étasunienne et mondiale de l’innovation avec Harvard et le MIT
 
Laurent Carroué : San Diego : une des plus grandes bases militaires navales sur l’Océan pacifique (plus Qualcomm, un géant des composants pour les télécommunications et internet, et Illumina, le spécialiste mondial du séquençage du génome humain)
 
Olivier Ricard : Washington DC : une ville façonnée par et pour le pouvoir, un concentré de puissance.

Jean-Louis Bonnaure et Arthur Plaza : Manhattan Sud : entre mondial et local, les mutations d’un espace urbain plurifonctionnel.

Vincent Doumerc : Floride. Cap Canaveral, les enjeux de l’accès à l’espace pour la 1er puissance mondiale.

Contribuidores

Laurent Carroué, Inspecteur Général de l’Education Nationale

Traduction et corrections :
Emmanuel Ruiz, Professeur d’Histoire et de géographie, lycée Saint Orens de Gameville, Académie de Toulouse.

Relecture :
José Abrami, professeur agrégé d’histoire et de géographie, section Bachibac, Lycée International Victor Hugo, Colomiers, Académie de Toulouse.